viernes, 15 de agosto de 2014

La zona muerta (último fragmento)


A pesar de que su madre siempre le decía que tuviese cuidado
Ricardo se subía a la muralla
y ponía los brazos en cruz como si fuese un equilibrista.
Llevaba un jersey azul y una bufanda que no le gustaba.
Andaba como un payaso para que le prestásemos atención
y se reía a pesar
de tener un pié un poco
sobre la muerte.
Igual que un equilibrista.
Entonces se derramó un vaso de agua
Y no sé cómo lo hizo, pero Alberto
giró la botella como una peonza,
con un ruido raro sobre el cristal,
como platillos invertidos
que nos despertaron del sueño.
Pili le dijo algo, si no con palabras, en forma de repentinas tristezas,
intermitentes y misteriosos arrebatos de furia
dolor de cabeza, dolor de cuello.
Me siento tan cansada que podría acabar en los brazos de cualquiera.
Solo nos dimos unos besos,
había bebido mucho.
No significaron nada.
Corre tras él con gran dispendio de energía.
Avanza hacia él lo más deprisa que puedas.  
Ricardo ha tropezado en la barandilla
y ha sido como despertarse, de nuevo,
como cuando sueñas que te caes por un precipicio
y das un salto en la cama.
Humúnculo construye unas murallas más sólidas.
Los guardianes internos y defensores del ego. 



En el arquetipo del secreto se lanza una especie de encantamiento, como si fuera una negra red sobre una parte de la psique de la mujer, quien se ve inducida a creer que jamás deberá revelar el secreto y, en caso de que lo revelara, todas las personas honradas que se tropezaran con ella la insultarían a perpetuidad. Esta amenaza adicional así como la misma vergüenza del secreto obligan a la mujer a soportar no un peso sino dos.

Esta especie de amenaza de encantamiento sólo es un pasatiempo para las personas que sólo emplean un pequeño y negro espacio de sus corazones. Para las personas que sienten afecto y amor por la condición humana es justo lo contrario. Tales personas ayudarían a la mujer a revelar el secreto, pues saben que éste produce una herida que no sanará hasta que se exprese con palabras y se dé testimonio de él.















.....................

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar